La seguridad privada en países en conflicto, un negocio rentable

Las sociedades militares privadas, activas en un centenar de países, realizan un volumen de negocios de 100.000 millones de dólares, que se duplicó en 2010. A estas empresas se las ha llegado a calificar como “ejércitos de mercenarios”, ya que,  los mercenarios son “soldados que luchan o participan en un conflicto bélico por su beneficio económico y personal, normalmente con poca o nula consideración en la ideología, nacionalidad o preferencias políticas con el bando para el que lucha”.

Private army/ CC MATEUS_27:24&25

Sin embargo, las Empresas Militares Privadas, se definen como empresas que  “ofrecen servicios o asesoramiento de carácter militar”. Así mismo, también son conocidas como “contratistas de seguridad privada, corporaciones militares privadas, empresas militares privadas, proveedoras de servicios militares” y de manera más genérica, “industria militar privada”. En el argot militar son llamadas EPDS o PMC (en español e inglés).

Dentro de los servicios que ofertan, se encuentra aquellos propios de los cuerpos de seguridad que brinda el ejército o los cuerpos policiales, aunque en menor escala. Esto se debe en parte al estatus que ostentan estos cuerpos, por lo que según las leyes internacionales, pueden ser denominados como combatientes ilegales, lo que podría dar lugar a que fueran privados de derechos que sí tienen los soldados de un ejército. Pese a ello, el estatus jurídico de los contratistas militares es dudoso en algunos casos, ya que países como EE.UU. no tienen firmados la totalidad o parte de las convenciones internacionales que definen quién es un mercenario en caso de guerra y cuáles son sus derechos.

Los PMC prestan entrenamiento a fuerzas locales con el objetivo de que en un futuro sutituyan a las fuerzas armadas presentes en dichos territorios, aunque también son empleadas para ofrecer servicios de seguridad en un lugar concreto. Por lo tanto, las empresas militares privadas se concentran geográficamente en áreas conflictivas, preferentemente en escenarios de baja intensidad bélica o con enfrentamientos no convencionales, como la guerra de guerrillas.

En la actualidad, las empresas militares privadas están presentes en países como Iraq, prestando servicios de escolta y entrenamiento, o en Colombia, pilotando aviones y helicópteros que localizan y destruyen los cultivos de coca. La mayoría de los contratistas y empresas de este tipo son de origen estadounidense, requiriendo una licencia especial otorgada por su gobierno para poder operar.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: