Europa y la inmigración I: vías de acceso

La mayoría de los inmigrantes que acceden a territorio español lo hacen por la vía aérea y de manera legal. El procedimiento habitual consiste en entrar como turistas por lo que transcurridos tres meses, aunque su entrada haya sido legal, pasan a una situación de irregularidad.

Las vías terrestres han cobrado mayor relevancia en los últimos años, debido al gran número de países de Europa del Este que son candidatos a ingresar en la Unión Europea.

Sin embargo, el número de personas que acceden al país por vía marítima en barcos mercantes y pesqueros es más reducido.  Por el contrario, con relativa frecuencia llegan a nuestras costas cayucos o pateras con grupos de entre treinta y cien personas.

España es el país de la Unión Europea donde la inmigración está experimentando un mayor crecimiento debido en parte al endurecimiento en las  condiciones de entrada de EE.UU., la pérdida de atractivo de otros destinos tradicionales (Venezuela, Argentina), la crisis económica (países asiáticos e iberoamericanos) y debido a la especial ubicación geográfica de España.