1-M: El día que EE.UU. acabó con su fantasma

Barack Obama comparece en La Casa Blanca/ Youtube WhiteHouse

La obsesión de Estados Unidos ha tocado a su fin: Bin Laden. El terrorista que llevaba casi 10 años al frente de la lista de los más buscados, ha caído en una operación en Pakistán.

Al frente del dispositivo han estado dos helicópteros y 20 SEALS, que han acabado con la vida del líder de Al Qaeda además de con uno de sus hijos, dos hombres y  una mujer no identificados.

La captura y muerte de Osama Bin Laden ha sido posible después de que en agosto la CIA recibiera la confirmación de que la pista que seguían desde hacía unos años, y que afirmaba que el líder de los talibanes se escondía en Pakistán, en una urbanización lujosa a dos horas de Islamabad, era sólida.

La confirmación del suceso ha venido dada por Barack Obama que compareció anoche en la Casa Blanca. Aunque el presidente no quiso ahondar en detalles sobre la operación, antes de finalizar el discurso afirmó que finalmente “se ha hecho justicia”.

Discurso de Obama:

Los neoyorkinos celebran en Times Square la noticia:

Anuncios